Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On GooglePlusVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin

Carboxiterapia

En clínica Dr Escamilla estamos apostando por un novedoso tratamiento para tratar grasa localizada; se trata del gas CO2, que no es más que el gas contenido en nuestra respiración cuando espiramos.

Se ha demostrado que inyectado en zonas donde existe grasa localizada se produce la eliminación de ésta debido a un aumento de la oxigenación en la zona.

También se produce un aumento de fibroblastos en la zona con lo que tratamos a la vez la flacidez.

Además se puede realizar tanto en verano como invierno, no tiene estacionalidad.

La carboxiterapia no es un milagro, es una técnica que se basa en la aplicación del dióxido de carbono.

El beneficio más conocido es la mejora la microcirculación sanguínea, favoreciendo la llegada de oxígeno y nutrientes a la piel. Como consecuencia de este primer efecto tenemos una concentración final de oxígeno mayor. El segundo beneficio conocido es el aumento de la producción de colágeno y elastina que se evidencia en la disminución de las líneas de expresión y la flacidez de la piel.

Otro beneficio publicado hace poco por investigadores italianos es que la aplicación de dióxido de carbono estimula la producción de antioxidantes naturales en el tejido tratado, favoreciendo el rejuvenecimiento de la piel.

El efecto de reducción de grasa localizada ha sido descrito por varios grupos de investigadores médicos, y sus bases fisiológicas están siendo revisadas y establecidas; al aplicar carboxiterapia en la zona de la papada, conseguimos no solo la reducción de la grasa localizada submentoniana sino que a la vez mejoramos la flacidez de la piel en esa zona, logrando mejor definición del perfil y una apariencia más joven.

Los últimos estudios realizados han demostrado ser altamente eficaz en el tratamiento de úlceras crónicas en piernas, cicatrices que no cierran, y para mejorar el aspecto de las placas de psoriasis.